LA FADECS-UNCO Y EL BANCO CREDICOOP UNEN ESFUERZOS EN MATERIA DE CAPACITACIÓN PROFESIONAL

El decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNCo Lic. Andrés Ponce de León, acompañado por la Vicedecana Abog. María Raquel Calvo y el Secretario Administrativo Félix Teseyra recibió está mañana a Claudio Majorovich, Jefe de Departamento Atención a Universidades del Banco Credicoop, y al Gerente de la Sucursal General Roca, Raúl Irigoin. Durante el encuentro se estableció un convenio de cooperación y trabajo conjunto en temáticas de acción social y vínculo entre los diversos actores de la sociedad provincial, para desarrollar cursos y carreras a dictarse en la FADECS-UNCo.

Los referentes de la entidad crediticia expresaron su agradecimiento por la relación histórica de la Universidad Nacional del Comahue y, en especial, de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales con el banco; por la mirada común sobre la importancia de las organizaciones generadas y administradas por sus propios usuarios, con una responsabilidad comunitaria concreta y sin un fin de lucro como motor de su desarrollo, y comprometido con cuestiones que van más allá de su propia materia. Por otro lado, dijeron estar compenetrados con el desarrollo de las sociedades en las cuales funcionan, además del desarrollo de las temáticas en las cuales realizan sus trabajos.

«No se trata solamente del servicio abstracto sino imbuido en una lógica y, en ese marco, tenemos una relación de mucho tiempo y lo que queríamos en esta época del año y con vistas a un cambio de gobierno con posibilidades que esperamos que se puedan plasmar en el mediano plazo, es ver cómo podemos, en conjunto con la gente de la FADECS-UNCo, desarrollar una serie de actividades que tengan que ver con pensar instrumentos para obtener mejoras concretas y de actores concretos que transitan por estas comunidades, y con actores de la economía social» dijo Majorovich.

En este sentido, explicaron que mantienen relación con una buena cantidad de pequeñas y medianas empresas locales que necesitan repensar cuestiones de comunicación, de marca, de sus propias estructuras normativas internas, y que en muchas empresas el manual o la lógica de procedimiento no está escrita, es del sentido común. Pero, «después quieren concretar salidas exportadoras y necesitan demostrar que pueden calificar determinada norma de calidad y, sin esos instrumentos no pueden calificar, con lo cual terminan cerrando la posibilidad que tal vez el perfil del producto sí les podría dar, y eso termina en costos y en posibilidades de desarrollo local, a favor o en contra», dijo.

«Creemos que la facultad dispone de saberes, de voluntades, de investigación como para poder dialogar, juntar las partes y, además, si la economía se encamina a volver a poner a los bancos en la tarea tradicional que es prestarle al productor local, a la familia, a la empresa, a los proyectos de inversión, de modo que permita que los profesionales que se forman tengan posibilidades de insertarse, de arraigarse y de concretar su formación en el ámbito en el cual nacieron y se desarrollaron, dijo Majorovich.

El decano Ponce de León dijo que «nuestra relación con el banco siempre fue muy satisfactoria y en este momento la posibilidad de pensar proyectos académicos a futuro no provienen del Ministerio de Educación, sino que están más orientadas al banco, a los municipios o los gobiernos provinciales; de manera que esta alternativa abre un campo para detectar necesidades y establecer vínculos con nuestros equipos de cátedra».

COMPARTÍ EL ARTÍCULO:
Ir al contenido